Historias de una mente retorcida

– Ana era un mujer maravillosa- dijo Marie, su hermana con sus ojos llenos de lágrimas- jamás haría semejante acto. Nunca acabaría con su vida de esa manera. Ella amaba vivir, siempre buscaba lo positivo entre lo negativo.

Recuerdo una vez que sufrió un robo a punta de pistola, cuando la familia se reunió a su lado Ana con una sonrisa cariñosa dijo, “espero que ese hombre lleve un plato de comida a su familia”.

– Pero si de algo estoy segura- se secó una lágrima que recorría su rostro- es que en su mente no estaba instalada la idea del suicidio, de arrojarse de un sexto piso. ¡Oh! Es tan triste que terminara de esa manera. Como olvidar sus rizos rubios, sus ojos color almendra que siempre brillaban cuando hablaba de su hijo. Pobre John!! – exclamó entre sollozos- perdió a su padre en un accidente y ahora a…

View original post 3.760 altre parole