TEJIENDO LAS PALABRAS

Sin nombre

Agotada la luz de mis ojos, busqué las palmas de tus manos. A tientas recorrí campos sembrados de promesas bajo los efectos narcóticos de tus amapolas hastarendirmeen manos ajenas.

Y en mis sueños fuiste la mariposa a escala de grises que antes fue la oruga que tejió la venda que me cubrió los ojos y anestesió a mi corazón. Y fue precisamente en mis sueños donde hallé las respuestas que buscaba despierta.

Ahora ya podía despertar.

Septiembre 2017

View original post