Las crónicas del Otro Mundo

Crónica sin final feliz era, es, el título provisional de un proyecto acometido hace ya bastantes años, una historia que creímos debía ser contada y que la propia vida no nos permite continuar. Crónica sin final feliz corre el peligro de convertirse en una crónica sin final, a secas, y eso es algo que, de cristalizarse, nos perseguiría a muchos implicados en forma de desazón y arrepentimiento hasta nuestro último aliento.

Hace más de una década tuve la suerte de conocer a una serie de personas en cuyo pasado una ajena mácula había oscurecido parte de sus existencias. La vida, como concibe con tantos y tantos semejantes, me hizo converger con una chica cuya abuela había engendrado una progenie que ascendía a catorce hijos; mas me dejaron claro que aquello, en el fondo, no se correspondía con la realidad. Sí: en verdad habían sido dieciséis retoños, pero dos de ellas…

View original post 2.840 altre parole