ESTRIDENCIA, di Manuel Echegaray

ESTRIDENCIA, di Manuel Echegaray

Estrinde

No soportaba el ruido. 

Desde pequeño, los sonidos fuertes lo asustaban al extremo de hacerlo llorar. Lloraba bajito porque no parecía resistir su propio ruido. Nunca gritó y por no hacerlo o por no poder hacerlo le sucedieron cosas que a otros no les pasaban. No se hacía oír a lo lejos y los truenos le producían pánico.

Lo hicieron ver por médicos especialistas, pero no sacaron nada en claro nunca. “Es normal, no tiene ningún defecto” decían.

En la familia se acostumbraron a hablar quedo y él instintivamente se protegió evitando en absoluto todo lo que fuera estruendoso. Su protección le llevó, tiempo después, a insonorizar su habitación, a casi no oír radio, a no poner televisión porque asociaba los colores brillantes al ruido y no la soportaba. Usaba unas orejeras especiales que dejaban fuera el mundo de sonido que le producía un rechazo casi fisiológico (recordaba haber vomitado varias veces). 

Se aisló y un domingo, en el que todos habían salido del departamento, no escuchó la alarma para incendios y cuando lo descubrieron, estaba calcinado. 

“Se asfixió por el humo” dijeron; el cuarto insonorizado ardió fácilmente porque el material usado para hacer el trabajo  era muy inflamable… 

El cadáver tenía las orejeras puestas.

 

Imagen: www.datuopinion.com

MANUEL ECHEGARAY.

BLOGS:

manologo.wordpress.com

eltigredepapel.wordpress.com

jacuzzimartinez.wordpress.com

Autore: alessandria today

Ex Dirigente, consulente e ora blogger

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione /  Modifica )

Google photo

Stai commentando usando il tuo account Google. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione /  Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione /  Modifica )

Connessione a %s...