REJAS, di Manuel Echegaray 

unnamed

Lo conocían como “El perro”. 

Su verdadero nombre no importaba; era experto en pegar sin dejar huellas y torturaba con minuciosidad y verdadero deleite. 

En la cárcel sus pasos eran reconocidos por las noches, antes del chirriar de una reja y de los gritos. 

Un día amaneció muerto, cosido a puñaladas.

Lo mataron como a un perro”, dirían luego. 

Imagen: elpikolin.wordpress.com

MANUEL ECHEGARAY.

BLOGS:

manologo.wordpress.com

eltigredepapel.wordpress.com

jacuzzimartinez.wordpress.com