Datos a tutiplén

Jacques Monod no sólo fue un prestigioso bioquímico francés, que llegó a recibir el Premio Nobel de Fisiología (Medicina) en 1965. Además, durante la Segunda Guerra Mundial había sido un miembro activo de la resistencia francesa frente al nazismo, y cuentan que incluso fue un músico aventajado. Pero, sobre todo, es conocido por sus escritos sobre la evolución y el origen de la vida, siendo El azar y la necesidad (1970) su fruta madura. Allí pueden leerse reflexiones como esta:

El hombre por fin se sabe solo en la inmensidad insensible del universo, de la que ha surgido solo por casualidad. Su destino no está escrito en ninguna parte, ni es su deber. El reino de lo anterior o la oscuridad de lo posterior; esta es su elección.

Jacques Monod (1910-1976).

 

View original post