¡ Ahí lo tenemos, nuestro Puigdemont, chuleándose por toda Europa y paseando por Neumünster tal El Ungido!

Pero no le echemos la culpa a los ineptos y prepotentes jueces de Neumünster, no;
el error viene de nuestro propio Gobierno; ese mismo que podía haber actuado años antes y que por último dejó fugar a los malhechores, así de simple.

Y para más colmo y cachondeo, Nuestro Estado se somete, sin pestañear, a la hegemonía alemana. Marianín, Marianín, menuda sanguijuela escurridiza estás echo Marianín. Nos has dejado una España destrozada por tu habitual inacción; ahora tus pequeños se quejan y no les gusta que les califiquemos de derechita cobarde.

¡ Pero hasta a aquí hemos llegado cachorrillos; tenemos las votaciones a las puertas y estas, no van a ser cómodas!

Me alegro de que estos últimos días, Puchichi, la Unión Europea te haya puesto en su sitio ¿Como llevas lo del…

View original post 106 altre parole