SENTIMIENTOS:_
Estaba sentado en la cuneta, tras el paño de objetos , artefactos que vendía en una feria, sus manos sujetaban su cabeza y un rayo de sol iluminó lagrimas que caian de sus ojos.
Me acerque , le pregunte que le sucedía , y solo me dijo , ahogado en llanto: – Perdi mi vida -.
Siguió vertiendo lagrimas, su llanto se ahogaba entre sus manos.
Respeté su silencio y seguí mi camino , había decidido volver a verlo , cuando regresara de mi vitrineo .
Al rato , volví , era un hombre relativamente joven entre 45 y 50 años , me contó su tragedia , la noche anterior había muerto su nieta. Y volvió a ahogarse en su llanto.
La vida mía ha sido dura , y mis sentimientos se esconden tras mi frio rostro, pero un estremecimiento recorrió mi columna, lo abrace , como un padre lo hace con su hijo y le deje llorar, mientras sus lagrimas mojaban mi corazón , enturbiando mis ojos.
Te abrazo , amigo mio , no lloro porque mis lagrimas se secaron hace años. Un angelito te cuidara ahora para y por siempre.

Relato veridico vivido en una feria de Peñalolen.

Manuel Antonio Rodriguez Retamal